Sencillos consejos para tener siempre las ventanas tan limpias e impecables como el primer día.

VIDRIO: Para quedar bien limpios, los cristales sólo requieren un poco de agua, a ser posible templadita, y jabòn neutro o los “limpiacristales”. Eso sí, nunca uses estropajo ,siempre paños suaves o, incluso, papel de cocina.
PERFILES: Es imprescindible que también cuides este elemento como se merece para mantener tus ventanas impecables. Para limpiar los perfiles de PVC basta con utilizar agua (mejor templada) y un poco de jabón neutro. Y al igual que con los vidrios, no usar  nunca estropajo ni productos agresivos o que contengan disolventes. Además, existen productos específicos para la limpieza de los perfiles de PVC.
HERRAJES: Lo ideal es engrasar los herrajes  al menos una vez al año, siempre con el aceite adecuado, con el fin de que  los mecanismos de cierre y maniobra no se deterioren. Actualmente hay prácticos muy buenos limpiadores de herrajes que te facilitarán la tarea.

Y si tienes ventanas correderas no te olvides de limpiar bien los raíles.
JUNTAS: Éstas se pueden limpiar simplemente con agua y jabón o con algún  producto específico para su limpieza.
Con estos sencillos pasos y  un correcto uso  tus ventanas tendrán una larga vida.

Pin It on Pinterest