Batiente, o puerta estandar:

Es el tipo de apertura mas comun.
Pueden ser de una o dos hojas dependiendo del tamaño y del tipo de comunicacion que queramos conseguir.

 

 

 

Holandesa o ” de postigo”

Es simplemente una puerta que está dividida horizontalmente, lo que permite a la parte superior y la parte inferior operar independientemente, la ventaja de esto es que el fondo puede estar cerrado, mientras que la parte superior está abierta.

Osciloparalela :

Es la corredera realmente térmica del mercado. Con las ventajas de espacio de la corredera y el hermetismo de la abatible. La hoja móvil al accionarse salta del carril y se desliza sobre el perfil superior lateralmente.Está pensada para grandes superfícies.

Combina la apertura corredera y batiente, conservando su alto valor de aislamiento.

Elevable:

Es un sistema de corredera para puertas, que tiene un herraje que permite que cuando cerremos la hoja, esta, baje sobre el carril y se ancle, luego al abrir, la hoja se eleva sobre el carril para que pueda deslizarse. Esto le da unas dotes de mayor seguridad y una facilidad grande para abrir y cerrar puertas pesadas.

Plegable con sistema  corredera Kommerling

Esta variante de puerta posibilita la apertura total del vano. El mecanismo “de librillo” de las hojas móviles permite liberar la superficie de apertura que se desee. El paso no se ve obstruido por vidrios fijos, ni por travesaños o postes. Se puede optar por una división en 3, 4, 5, 6 ó 7 elementos.

Pin It on Pinterest